Guerras contra alienígenas: Starship Troopers vs El Juego de Ender

La guerra contra una especie alienígena es un clásico de la ciencia ficción. Lo hemos visto en montones de obras de ficción. Sin embargo, dos de ellas destacan por su paralelismo en el planteamiento y divergencia total en su desarrollo: se trata de de Starship Troopers, de Robert Heinlein (llevada al cine por Paul Verhoeven) y El Juego de Ender, de Orson Scott Card (producida por el mismo autor y dirigida por Gavin Hood). ¿Qué diferencia ambas?

Aunque ambas películas (no digamos ya las novelas) tienen ya un tiempo (en especial Starship Troopers), si no las habéis visto, corresponde la alerta de spoilers de costumbre:


¿Habéis visto ya ambas películas? Vamos pues a diseccionarlas cual Carl Jenkins con los insectos. Comencemos con el planteamiento común: ambas obras comienzan con una raza alienígena insectoide que se dirige a la Tierra y tras un ataque inicial devastador son expulsados gracias a que los humanos ponen sus diferencias aparte y crean un gobierno mundial de orden dictatorial, el cual pone los esfuerzos bélicos a la cabeza de las prioridades. Tan a la cabeza que no dudará enviar a los miembros más jóvenes de su sociedad a luchar. 

Starship Troopers y la apología del fascismo

¡Que vienen los rojos, digo... los bichos!


Starship Troopers trata de un grupo de adolescentes que tras la destrucción de su ciudad natal de Buenos Aires se alistan al ejército de la Federación para luchar contra la amenaza alienígena. Tras un duro entrenamiento, cada uno de ellos se especializa en un área, pero juntos luchan en una unidad de "infantería móvil" llevando la lucha contra los insectos a su planeta de origen. El objetivo: el total exterminio de la amenaza insectoide. En esta sinopsis ya vemos un par de diferencias: los protagonistas actúan por una motivación emocional, más que racional. De hecho, la obra de Verhoeven enfatiza ese aspecto emocional continuamente. No hay empatía posible contra el enemigo, el genocidio completo de la especie es la única opción. Además, hay una diferencia muy importante de trasfondo que motiva a los protagonistas. En la Federación Terrana, sólo quienes se alistan y sirven al ejército tienen derecho a votar. Esto crea una especie de militocracia que, si bien tiene una naturaleza democrática, se asienta sobre raíces dictatoriales: no todas las personas son iguales, sólo quienes se entregan al Estado para ejercer la violencia en su nombre son ciudadanos plenos.

Es discutible sobre si Verhoeven procuraba o no hacer apología del fascismo en su película. Del autor original, Robert A. Heinlein, no me cabe duda. Sin embargo, Verhoeven, un director que experimentó la violencia de la guerra en primera persona (su propia casa fue bombardeada por los aliados durante la II Guerra Mundial, al estar próxima a una base alemana), me caben dudas. Verhoeven es conocido por mezclar la crítica social y la violencia en sus películas, y Starship Troopers es paradigmática en ello. A lo largo de la película vemos un trasfondo de parodia que tal vez es difícil de captar, pero que sin duda está ahí. Verhoeven juega con darle "hiperrealismo" a la apología fascista hasta el punto de resultar empalagosa. 

El Juego de Ender: la moral por encima del deber

El genocidio de una especie visto en segunda persona, una de las escenas más impactantes de la película


El juego de Ender trata sobre la guerra desatada por los humanos contra los Insectores, una raza cuya Primera Invasión a la Tierra fue rechazada por el ejército humano dirigido por Mazer Rackham. El protagonista, Andrew Wiggin es reclutado a la fuerza por la Hegemonía (el gobierno mundial dictatorial que resulta de la paz entre EEUU y la Unión Soviética tras la Primera Invasión). Separado a la fuerza de su familia (en especial de su hermana, con la que tiene un vínculo importante), Ender se convierte en líder de un grupo de niños prodigio que van a dirigir a las tropas humanas en la guerra contra los insectores. 

Mientras que en Starship Troopers vemos el entrenamiento militar como algo glorificado, en El juego de Ender, el protagonista se ve implicado en una dinámica darwinista en la que los jefes de escuadra actúan como pequeños señores de la guerra en el microcosmos de la academia. El abuso hacia los más débiles es constante y la lucha por la supervivencia se hará muy literal: en la Tierra las condiciones son espantosas (algo que no vemos en la película, pero sí en la saga de novelas de Card) y nadie está dispuesto a volver. 

Al igual que en Starship Troopers, el genocidio de los alienígenas es la estrategia principal del gobierno dictatorial. Sin embargo, al contrario que en aquella, ese plan se maneja en secreto por los militares y a medida que Ender empatiza con sus enemigos para entenderlos, comienza a barajar la opción de la rebelión. Paradójicamente, será Ender "el Xenocida" quien salve a los insectores del genocidio y se convierta en defensor de los oprimidos, siendo en este caso las especies que los humanos comienzan a masacrar con la excusa de su expansión por el espacio.

"Johnnie" Rico vs Andrew "Ender" Wiggin

Johnnie y compañia posando para las cámaras.

Las diferencias entre ambos protagonistas saltan a la vista: Rico es un joven con poco cerebro y un físico sobresaliente, mientras que Wiggin destaca por lo contrario: es su hermana quien lo defiende en la escuela de los abusones, lo cual le produce un profundo complejo de inferioridad pero también una gran empatía por los débiles. El único acto de empatía de Rico es matar a un oficial agonizante, herido por los alienígenas. 

El estilo de liderazgo de ambos es también totalmente diferente: Rico enfatiza la fuerza y los componentes emocionales, mientras que Wiggin es un estratega que pondrá de su lado a quienes destacan como mentes privilegiadas, aunque sean marginales sociales. 

Si bien ambos tienen como objetivo único la victoria total, Andrew Wiggin es capaz de distinguir más allá de la propaganda oficial y descubre el verdadero plan genocida de la Hegemonía y se rebelará contra él. Johnnie Rico, en cambio, felizmente participa de la propaganda oficial. 

La Federación Terrana vs La Hegemonía

"Hola Andrew, ¿recuerdas lo que te conté? Bueno, no era exactamente verdad."


En Starship Troopers, la Federación es preexistente a la guerra alienígena, y no sufre transformaciones a causa de esta. El único cambio político que vemos es la renuncia del líder de la misma tras el fracaso de la invasión al planeta Klendathu, y la elección de una nueva dictadora al cargo de la misma. Tras la guerra, tampoco hay consecuencias políticas. ¿Qué van a hacer los humanos con los nuevos planetas adquiridos? Ni lo sabemos, ni nos lo plantean.

En cambio, La Hegemonía de El juego de Ender surge a consecuencia de la invasión alienígena. Los gobiernos de EEUU y la Unión Soviética se percatan de que son incapaces de luchar por separado y la alianza de ambos será la única forma de rechazarlos. La tensión entre ambas potencias y otros Estados transpira a flor de piel dentro de la estructura militar, y de hecho, ambas siguen existiendo antes y después del conflicto. Aunque la película no trata ese aspecto, en las secuelas de la novela sí vemos cómo al terminar la guerra contra los Insectores, los diferentes Estados reclaman a los genios militares creados por la Flota Internacional (los compañeros de Ender) y comienzan a usarlos para crear nuevos imperios en la Tierra. Si bien finalmente la Hegemonía sobrevivirá a esta fractura, tan sólo uno se alzarán con el poder absoluto.

Conclusiones

Si bien ambas obras parten de planteamientos muy similares, el desarrollo tanto de la ambientación como de los personajes protagonistas es muy diferente. Personalmente, me quedo con El juego de Ender. Tanto la novela como la película ensalzan el valor de la ética y los principios. Hay tácticas de guerra que no son aceptables y Ender es capaz de oponerse a ellas. Es un personaje complejo el cual evoluciona a medida que transcurre la trama, mientras que los personaje de Heinlein (parodiados por Verhoeven) resultan planos y estereotípicos.

¿Y vosotros, qué preferís? ¿Starship Troopers o El juego de Ender? ¡Opinad en los comentarios!

Comentarios

Publicacións populares